El surf, momento estelar de unas vacaciones activas en silla de ruedas en Tenerife.

marysol surf

Aquí os dejamos la descripción de unas vacaciones activas en silla de ruedas en el Spa & Sport Hotel Mar y Sol. Kayak, quad y momento estelar: el surf

Las deportistas de élite Gerda Pamler e Irmgard Bruck han pasado sus segundas vacaciones activas en silla de ruedas, junto con un pequeño grupo, en el Spa & Sport Hotel Mar y Sol desde el 3 al 17 de octubre de 2014.

Gerda Pamler informa:
Queríamos que nuestras segundas vacaciones en Tenerife en el Spa & Sport Hotel Mar y Sol volvieran a tener mucha acción. Así que previamente reservamos varias excursiones en kayak y una en quad. Una de las excursiones en kayak nos llevó directamente del puerto de Los Cristianos en dirección a Palm Mar con la esperanza de observar delfines. Tuvimos una suerte increíble, los delfines saltaron en formación a unos 10 metros de nosotros. Y en otra excursión en kayak estuvimos buceando con esnórquel y pudimos ver tortugas marinas.
   La excursión en quad tampoco supuso ningún problema para nosotros en silla de ruedas. El paseo de dos horas y media desde Santiago del Teide discurrió por una zona forestal junto al Parque Nacional del Teide. Incluso con las motos acuáticas fue genial. En Los Gigantes llegamos a alcanzar los 50 km/h volando sobre el Atlántico. También queríamos a toda costa probar el parapente en biplaza. Por desgracia, las condiciones de viento no fueron lo suficientemente buenas, de modo que tendremos que esperar al próximo año.

marysol surf
El primer lugar en nuestra lista de este año lo ocupaba practicar surf en las olas del Atlántico. Personalmente, este fue el momento estelar de mis vacaciones. La primera clase de surf tuvo lugar en la Playa de Las Vistas, adaptada para discapacitados y donde hay de todo, desde sillas de ruedas acuáticas hasta baños accesibles. En esta playa apenas había olas, lo que al principio tampoco queríamos en absoluto.
La escuela de surf “Surf Academy Arona” en Playa de las Américas trajo tres tamaños diferentes de tablas. Cinco instructores fantasticos se ocuparon de nosotros, cuatro pilotos de prueba: dos con pareplejia completa, una persona amputada de pierna y otra capaz de andar. Elevar el tronco tendida boca abajo, remar con los brazos y mantener el equilibrio al mismo tiempo resultaba verdaderamente agotador. Sin embargo, los instructores estaban impresionados de que cayéramos de la tabla con menor frecuencia que los principiantes sin discapacidad.

Así, en la siguiente clase de surf nos atrevimos a intentarlo en las olas. En la zona de surf en Playa de las Américas las olas eran de 1-1,5 metros aprox. ¡Uau, ahí empezó lo emocionante! Los monitores se colgaban detrás de nuestras tablas y nos ayudaban con sus aletas a remar hacia las olas. Entonces esperábamos a que llegaran. Aprendimos a bracear sobre las olas, a pasarlas sumergiéndonos y a correr con ellas. Al principio, el monitor se ponía de rodillas en la parte trasera de mi tabla y se encargaba de dirigirla y frenar. Después ya iba yo sola, únicamente recibía un empujón desde atrás para coger la ola, y podía trazar curvas y detenerme con precisión en la orilla de la playa por mí misma. El surf es un deporte totalmente nuevo para mí y me entusiasma.

.

Volveremos seguro el próximo año al Mar y Sol y nos centraremos en el surf. En Mar y Sol ya nos sentimos como en casa. El ambiente familiar y las infraestructuras del hotel totalmente adaptado para discapacitados son ideales para nosotras. Durante unas vacaciones tan activas como éstas, también nos encanta relajarnos en la piscina climatizada de vez en cuando, hacemos uso del centro de terapias que se encuentra en el hotel y, sobre todo, disfrutamos de la buena cocina.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>