Visita al Palacio Versalles: una excursión en París adaptada‏

Versalles

Uno de los monumentos más recomendados para hacer en un viaje a París es al hermoso Palacio de Versalles, ya que está tan sólo a 20 kilómetros del corazón de la capital francesa. Ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad y en su interior podrás ver la que fue la antigua residencia de los monarcas que gobernaron en el país siglos atrás. Lo más importantes de esta excursión es que está perfectamente adaptada y a continuación te damos una serie de consejos para tu visita al Palacio de Versalles.

Recorrido por el interior

En el Palacio podrás recorrer las diferentes salas y habitaciones las cuales están en un perfecto estado de conservación mostrando el mobiliario, prendas y objetos de siglos atrás. Una de las zonas más destacadas son los Aposentos del Rey y la Reina, la Capilla o la Galería de los Espejos. Esta última es una larguísima estancia de más de 70 metros de largo en los que encontramos casi 400 espejos; pero su especial importancia recae en que aquí se firmó la paz de la Primera Guerra Mundial con el famoso Tratado de Versalles de 1919.
Versalles3Aunque por el interior del Palacio no tendréis barreras arquitectónicas que dificulten el libre paso, hay que destacar que hay algunos tramos de los jardines que les recomendamos evitar. En algunos espacios hay bordillos, costosas zonas empinadas o con un terreno poco accesible para ir en silla de ruedas. Sin embargo, son tan extensos que sentirás que no te has perdido nada en tu recorrido por los Jardines de Versalles. La entrada general es de 15 euros por persona, sin embargo, puedes acceder de forma gratuita si lo visitas el primero domingo del mes.

Instalaciones y servicios

  • Parking. Si accedes hasta el Palacio de Versalles en vehículo alquilado, podrás dejar el coche en una de las plazas para minusválidos que hay junto al Patio de Honor del Palacio o en la Plaza de Armas, muy próxima a la entrada del monumento. En cualquier caso, siempre deberás enseñar el justificante de la minusvalía y dejarlo en el interior del vehículo de forma visible desde el exterior.
  • Versalles2 Tren turístico. Una de las ventajas de ir a Versalles en silla de ruedas es que podrás ver el exterior en un tren turístico que sale desde el Palacio y llega hasta la llamada ‘Pequeña Venecia’. Sin embargo, te avisamos de que necesitarán uno o dos acompañantes que te ayuden a subir hasta uno de los asientos de este tren. También es posible alquilar un vehículo eléctrico para recorrer las extensas explanadas de los jardines.
  •  Aseos. Uno de los inconvenientes de cualquier turista es el acceso a los aseos, y si se trata de un viajero en silla de ruedas esto se incrementa ya que hay pocos que estén adaptados. Sin embargo, en Versalles encontrarás varias zonas para ello: el Patio de los Príncipes, el Patio Real, el Bosque del Delfín, el Bosque de la Girandole, el Gran y Pequeño Trianón y la Pequeña Venecia. Son accesibles, y a diferencia de otras zonas de París, son totalmente gratuitos.
  •  Disponibilidad de silla de ruedas. Y llegas en taxi o coche y no quieres ir con tu propia silla de ruedas, en Versalles puede ofrecerte una sin ningún tipo de coste. Para ello necesitarás una acreditación y sólo se pueden utilizar por las salas del Museo, siendo éstas no motorizadas.

Laura Crusellas – Hogarus.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>