La Fiesta de los Caballos del Vino en Caravaca de la Cruz (Murcia)

CABALLOS DEL VINO CARAVACA MURCIA

Los Caballos del Vino, junto a Moros y Cristianos, forman las Fiestas de Caravaca de la Cruz que se celebran del 1 al 5 de mayo en honor a la patrona de la localidad, la Stma. y Vera Cruz de Caravaca.

Los Caballos del Vino de Caravaca de la Cruz, el día dos de mayo se hacen con las calles de la ciudad, con sus esplendidos mantos bordados en seda y oro, y la espectacular carrera de los Caballos del Vino en la cuesta del castillo.

Guía de Turismo Accesible en MURCIA 

www.turismocaravaca.com |  @TurismoCaravaca | facebook

Los Caballos del Vino irrumpen estrepitosa y anualmente en la primavera de Caravaca, el día 2 de mayo, abriendo de par en par las puertas de la Fiesta Mayor que todos los años se dedica a la Stma. Cruz en Caravaca, particular rincón del Noroeste Murciano. Un alarde de fantasía y simbolismo. Se da culto a la fuerza, al valor, a la belleza y a los sentidos.

Los orígenes de la fiesta se pierden en la nebulosa del tiempo fundiéndose entre la historia y la leyenda. Según la tradición popular, estando sitiada la fortaleza templaria de Caravaca por los moros granadinos, hacia 1250, y necesitando los moradores de la misma agua para abastecerse, ya que los aljibes estaban exhaustos, un grupo de valerosos caballeros templarios atravesaron el sitio musulmán, con el consiguiente riesgo que ello entrañaba, y cargando pellejos de vino a lomo de sus corceles, al no poder conseguir agua en el Campillo de los Caballeros, volvieron de nuevo, en veloz y espectacular carrera, a burlar el cerco enemigo para llevar el líquido elemento al defensor del Castillo, donde ya se guardaba, desde 1231, la Reliquia de la Stma. Cruz. Al llegar fueron recibidos con el consiguiente alborozo, ofreciendo y ataviando las mujeres a los mozos y a los caballos con ricos mantos bordados y ramilletes de flores, considerándolos, de esta forma, héroes y salvadores de la situación. Desde la Edad Media, con más o menos esplendor, según las épocas, se viene celebrando anualmente la efeméride. Sin embargo es en el S. XVIII, durante pleno Barroco, es cuando la fiesta comienza a configurarse como tal, y durante el Romanticismo Decimónico cuando alcanza la estructura lúdica que hoy tiene.

El Festejo tiene lugar durante la mañana de cada Dos de Mayo, víspera de la fiesta de la Cruz, fecha en que Caravaca se convierte en la capital de la alegría, de la belleza y de la participación festera. Los caballos del Vino comienzan de madrugada con el lavado y enjaezamiento del caballo, en más de cuarenta lugares diferentes de la ciudad. Pocos espectadores, lo más vinculados a las peñas o familia, tienen el privilegio de asistir a la ceremonia. Con las primeras luces matinales el grupo (formado por el caballo y cuatro caballistas), se dispone a reconocer las calles que pocas horas después constituirán el escenario del espectáculo. Veloces carreras y solemnes presencias comienzan a conseguir adeptos que ya no abandonarán a la peña en todo el discurrir del festejo.

One Response to La Fiesta de los Caballos del Vino en Caravaca de la Cruz (Murcia)

  1. Jose antonio dice:

    Impresionante estas fiestas de caravaca. Estuve en esa ciudad hace ya varios años en esas fiestas y quedé maravillado. Preciosas.Orgullo de los caravaqueños, que tienen en ellas un patrimonio eterno.La alegría popular de sus gentes nativas, jóvenes y llenas de vitalidad
    para estar en sus calles bailando y cantando sin parar.
    Protagonistas, los caballos del vino. ¡Sí señor; verlos para creerlo. Soy cartagenero y siento por Caravaca una sana envidia de sus preciosas fiestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>