3 días en Nueva York en silla de ruedas.

NUEVA YORK LAURA CRUSELLAS

De todas las ciudades del mundo, muy por delante de las turísticas París, Roma o Londres, Nueva York es una de las poblaciones mejor preparadas y que más cuida a los turistas. Poder disponer de fuentes y aseos gratuitos en tiendas y lugares públicos es todo un lujo para los viajeros, y la ‘ciudad de los rascacielos’ permite que los visitantes dispongan de ello allá donde vayan. Por eso, es uno de los destinos más recomendados a los que puede viajar una persona en silla de rueda, ya que a diferencia de otras capitales del mundo, se cuida  e ‘incluso mima’ a este tipo de turistas. A continuación vamos a explicar qué ver en 3 días en la Gran Manzana recorriéndola sobre una silla de ruedas.

1º día: diferentes puntos de vista de Nueva York

  • Naturaleza.  A pesar de que Nueva York pueda parecer un tanto agobiante en cuanto al gran número de personas y vehículos que circulan por sus calles, también dispone de un remanso de paz y tranquilidad en el centro de Manhattan. Hablamos de Central Park, uno de los parques más famosos del mundo y un espacio natural perfecto para recorrer en silla de ruedas. Con más de 4 kilómetros de largo, es casi imposible verlo en su totalidad, pero sí que adelantamos con que cuenta con cientos de caminos perfectamente asfaltados que te harán perderte bajo una abundante vegetación.

 

  • Desde las alturas. El mejor sitio para alojarse, y el más céntrico, es la zona de Times Square que está situada en pleno corazón de la isla de Manhattan. Por lo tanto, tras una primera toma de contacto con zona iremos a uno de los edificios más altos y famosos: Top of the Rock. Es uno de los rascacielos que conforman el complejo Rockefeller Center y desde lo alto de la construcción se tienen unas impresionantes vistas de la ciudad. La subida se hace en ascensor, tanto para minusválidos como para el resto de turistas y el precio es de 27 dólares para adultos y de 17 dólares para niños entre 6 y 12 años. Otro de los rascacielos que ofrecen una panorámica en 360 grados de la ciudad es el Empire State Building, pero para verlo en silla de ruedas es preferible el Top of The Rock ya que las vallas transparentes de metacrilato llegan hasta el suelo.

 

  • Por mar. Y del centro de Manhattan viajamos hasta el sur de la isla. Se puede hacer en taxi, en uno de los más de 4000 autobuses adaptados o en metro; para utilizar éste último es necesario comprobar que la parada que vamos a usar tiene ascensor ya que no todas lo tienen. Accedemos hasta la zona de Battery Park y cogemos un ferry a Staten Island sin ningún tipo de coste. En el trayecto de 30 minutos se tienen unas vistas impresionantes del skyline de Manhattan y de Brooklyn, así como de la Estatua de la Libertad. Los barcos salen con una frecuencia de una media hora y al tratarse de un medio de transporte gratuito y totalmente accesible en silla de ruedas, recomendamos hacerlo  en nuestro viaje y especialmente durante el atardecer.

 

NUEVA YORK LAURA CRUSELLAS

2º día: Memorial 11S y tarde de museos

  • World Trade Center. Una de las visitas que no dejan indiferentes a los turistas es el recorrido por la Zona Cero donde hasta el año 2001 estaban las Torres Gemelas. Este espacio al aire libre se ha habilitado para rendir homenaje a las casi 3 mil víctimas de los atentados de 1993 y 2001 en este lugar de Nueva York. El recorrido se puede hacer en silla de ruedas y aunque es gratuito, en la entrada piden a todos los visitantes un donativo voluntario. En su interior se pueden ver dos grandes piscinas en cuyos bordes están inscritos los nombres de las personas que perdieron su vida en estos dos trágicos acontecimientos.

 

  • Museos de NY. Una de las ciudades del mundo que cuenta con más museos es Nueva York, por lo que habrá cientos de opciones para visitar según nuestras preferencias. Dos de los espacios culturales más visitados de la Gran Manzana, el MoMa y el Metropolitan Museum, no sólo son totalmente accesibles para personas en sillas de ruedas sino que facilitan una a aquellos visitantes que la necesiten. El Museo de Historia Natural también está perfectamente adaptado, no como el Guggenheim que cuenta con una galería que no es accesible para personas con movilidad reducida.

 

3º día: de compras y al teatro

Tras dos jornadas intensas de no parar de ver los puntos de interés más destacados de la ciudad, toca disfrutar un poco del ocio y la diversión que están presentes en Nueva York los 365 días del año. Y es que es una de las poblaciones más populares para hacer todo tipo de compras, siendo la Quinta Avenida una de las arterias principales de la isla de Manhattan. Aquí se concentran las tiendas más exclusivas, así como pequeños locales donde encontrar souvenirs o artículos electrónicos a buen precio. La acera está bien pavimentada y las aceras rebajadas, por lo que es uno de los lugares más recomendados para ir de compras en silla de ruedas.

Y por último y para los amantes del espectáculo, recomendamos ver uno de los musicales que tienen lugar cada tarde en la famosa avenida de Broadway. Aquí es donde se congregan la mayoría de salas y teatros de la ciudad de Nueva York y la oferta de espectáculos es de lo más variada. Están preparados para personas que accedan a ellos en silla de ruedas, ofreciendo además en algunos casos descuentos para minusválidos y acompañantes.
Laura Crusellasapartamentosennuevayork.net

 

One Response to 3 días en Nueva York en silla de ruedas.

  1. Carmen dice:

    Gracias por comentar tus tres días en Nueva York, siempre he querido ir y aunque me he informado y si es cierto que es muy accesible me quedo mas tranquila si lo leo de un usuari@ de sillas de ruedas. Creo que pronto viajaré allí :-)

    Saludos
    Carmen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>